domingo, 20 de marzo de 2016

LA FUENTE MANANTIAL DE MI PUEBLO


          Yo me pregunto si a esta fuente llega el manantial de agua riquisima como la que bebiamos los antiguos pobladores!!!
       
 Estas fotos no son mias las tome de internet, pero esta fuente no se parece en nada a la otra, muy triste la historia, de estos señores alcaldes que al pasar por los pueblos, dejan un rastro de penurrias arrebatando a sus subditos las grandesas de sus ancestros!





Mi pueblo era y es un pueblo precioso, lleno de árboles floridos de plantas salvajes que te llenan el alma de amor, desde la alta planicie llamada la corredera ( ahora no sé cómo se llama; pues ha cambiado todo) podías ver hasta el infinito o hasta el rio que a lo lejos lo adivinabas, una vista de pájaro x pues debía ser un pájaro grandullón, nuestro colegio estaba justo ahí en la corredera, una alameda llena de árboles llorones que cuando florecían se vestían de blanco para su comunión, recuerdo que los chiquillos nos comíamos las flores que estaban riquísimas, dulces y esponjosas. Que bellos eran los días soleados y candentes pues ya en primavera había que buscar la sombra. Bajando el barranco o la gran cuesta había otra explanada, donde había grandes árboles la fuente del manantial, la cárcava y el camino viejo, a la fuente le había hecho un gran arco pegado a la montaña, muros laterales enrejados y fuera unos pilones bebederos para animales, la fuente era un jubileo diario, las jovencitas que acudían a buscar aguas, los pastores y pastoras con sus ganados, llegaban palomas, gorriones, golondrinas y algún que otro gavilán, me refiero a los mariposones ligones, bajo los álamos cercanos siempre había carromatos de algún que otra familia de raza gitana que con sus cantes por bulerías alegraban la fiesta, es que el agua de este manantial era como para hacerle una fiesta, era sabrosa y medicinal, me pregunto que hicieron con tal manantial, sé que han hecho una réplica de esa fuente mágica; pero parece de juguete junto a la otra, entiendo a los de Greenpeace queriendo frenar tanto progreso que solo nos llevan al fracaso y a un mundo lleno de plásticos y basuras.


A este colegio San Eustaqui fue donde yo fui de pequeña, si donde Doña Demetria me daba con el cuaderno en la cabeza si no recordaba la leccion, Doña Carmela la mas longeba de todas nos dio mucho cariño a todos ella fue la mejor que en paz descanse se que vivio hasta hace poco, ella en su clase de parbulitos fue la mas buenas de las maestras, todo mi amor para este colegio tan blanco como el azucar!!!


Gracias a todos por compartir, feliz dia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada